Mirador de Catarina

Mirador de CatarinaEl Mirador de Catarina, destino turístico de Nicaragua.

En el año 1962, con el fin de construir en nuestro pueblo un tanque para almacenar agua potable, la municipalidad bajo la administración del señor Carlos Quintanilla declaró de utilidad pública parte de los terrenos que hoy comprenden el centro turístico “El Mirador de Catarina”.

A inicios de los años 90, con el gobierno de doña Violeta Barrios, gracias al proceso de paz Nicaragua empieza a recibir turistas que se desplazaron por todo el territorio nacional y necesitaban ser atendidos, esto dio paso a una nueva actividad económica que los catarinenses no desperdiciaron para auto-emplearse.

Ventas improvisadas, pequeños negocios con infraestructura muy pobre se instalaron por iniciativa propia en “el Tanque”, como era conocido el actual “Centro Turístico El Mirador de Catarina”. Durante esta década la inversión fue muy poca.

A partir del año 2001 El Mirador es visto como una empresa municipal.El 70 por ciento de los ingresos percibidos por en “El Mirador” se comenzaron a invertir en obras de desarrollo y mantenimiento del propio centro, con el objetivo de crear poco a poco las condiciones de infraestructura y seguridad adecuada para los visitantes. El resto de lo recaudado ingresa a la Alcaldía para cubrir gastos administrativos y pequeños proyectos sociales.

Un elemento a destacar en la gestión 2001 – 2004 es la armonía que siempre existió entre el Gobierno Municipal y los arrendatarios de los diferentes tipos módulos, lo cual forjó un ambiente de apertura y confianza que garantizó la inversión privada local y las mejoras en la infraestructura del centro turístico.

Actualmente El Mirador es visitado por un promedio de 45 mil 242 personas mensuales y cuenta con 13 restaurantes, 18 módulos de artesanía, una discoteca, 2 grupos de tríos, 3 grupos de marimba y el servicio de alquiler de caballos.

A mediados del año 2007, la actual administración municipal y gracias al financiamiento  de la Cooperación Austriaca, se logró ampliar el parque de visitante hacia la zona Norte, permitiendo otras opciones de distracción: caminatas, paseos a caballo y la exploración de nuevos senderos y paisajes.

A %d blogueros les gusta esto: