Historia de Catarina

 

Don Pedro Pavón

Sobre el origen del nombre actual existen varias versiones. La más acertada y conocida es que se debe al nombre de la Patrona del pueblo, Santa Catalina de Alejandría celebrada en el mes de Noviembre.

No se conoce la ley que erigió a Catarina como municipio, ni fecha de cuando se le dio la categoría de Pueblo y Cabecera Municipal, pero por ley legislativa sancionada por el presidente José María Moncada se le confirió al pueblo de Catarina el titulo de Villa el 9 de febrero de 1930.

La posición geográfica de Catarina es privilegiada, con una la altitud de 520. 36 metros sobre el nivel del mar domina un amplio y bello panorama de más de 300 grados, en el que se puede observar la ciudad de Granada, Nandaime, Diriomo, Niquinohomo, Masaya y Tisma; la Laguna de Apoyo y Venecia, el Volcán Mombacho y Santiago, el Lago de Nicaragua y las cordilleras de Amerrisque, paisajes que se presentan a la vista desde lugares como el centro turístico El Mirador, el Cerro Pacaya, Zaratoga y El Mirador de Pacaya.

Los 9 mil 500 habitantes de Catarina, 6 mil 500 en el área urbana y 3 mil en la rural, gozan de un agradable clima. Aquí la temperatura oscila entre los 22 y 27 grados centígrados, alcanzando las temperaturas más bajas en época de invierno y en el primero y últimos dos meses de cada año, lo que hace más agradable la visita a este pintoresco pueblo de 17 kilómetros cuadrados de extensión territorial.

Catarina, desde que se consagró al turismo a inicio de los noventa, es visitada durante todo el año por turistas nacionales y extranjeros. El turismo se ha convertido en una fuente importante de ingreso para los pobladores que ofrecen al visitante una gran variedad de artesanías en madera, barro y bambú, plantas ornamentales y decorativas, frutas, comidas típicas y sobretodo la amabilidad que caracteriza al catarinense.

Hace muchos años en la meseta de los pueblos la medicina era ejercida únicamente por naturistas, curanderos o brujos como se les llamaba popularmente, Catarina no eran la excepción y junto a los demás municipios se ganó el calificativo popular de “Pueblo Brujo”.

Desde el año 2001 a Catarina le acompaña el calificativo de “primer pueblo blanco de Nicaragua”, luego de ser ejecutada una iniciativa turística que se extendió a varios lugares de nuestro país y que tenía el objetivo de rescatar la antigua tradición de pintar en blanco las paredes de las viviendas.

Límites de Catarina
Norte:
La Ciudad de Masaya (Cuna del Folklor Nacional)
Sur: San Juan de Oriente (Pueblo de Artesanos)
Este: Laguna de Apoyo
Oeste: Niquinohomo (Cuna del General Augusto C. Sándino)

A %d blogueros les gusta esto: